ITINERARIO PUERRES

Encumbrada en una vertiente de la cordillera de los Andes, a una altura de 2.300 msnm. a 8 kms. de San Juan en la vía a Ipiales, se encuen­tra la población dé Puerres; cabecera munici­pal de esta tradicional región, que cuenta entre sus privilegios con un inventario de espejos de agua, vertientes y cascadas con características especiales, como el Páramo de las Ovejas y Monopamba; la cascada del río Angasmayo, que en su gran vertiente se precipita a más de cien metros. Su ubicación geográfica, en medio de hermosos paisajes, permite divisar distantes regiones que le dan vida a los labrados campos del sur de Nariño.

Poblado pintoresco que muestra una arquitec­tura señorial, que aún guarda decorados y cenefas en sus fachadas, con casas coloniales, entechadas con tejas de barro; en contraste con formas modernas en la arquitectura de su templo.

Puerres celebra su fiesta patronal entre el 13 y 15 de noviembre, el Señor de los Milagros es el santo patrono; la imagen de Jesús crucificado, talla en madera hecha por artistas Nariñenses, constituye un bien cultural de la región.

Itinerario sugerido para dos días y una noche:

Primer día:

Desayuno con café, envuelto de choclo y huevos campesinos al gusto.

Recorrido por el encanto de lagunas de los Alisales, y Monopamba. Posteriormente conti­nuar el recorrido para observar cultivos de caña y en el trapiche degustar guarapo; seguidamen­te conocer cultivos de caducifolíos: pera, duraznos y manzanas.

Almuerzo con trucha frita, muy fresca, del agua a la sartén. En la tarde expedición al río Afiladores , en un recorrido de 20 minutos que nos lleva a disfru­tar de una tarde de recreación en playa de río. Cena amenizada por grupos musica­les de la región, para degustar un apetitoso cuy, con papa y el particular ají adobado con semi­llas de calabaza.

Segundo día: Desayuno, chocolate con tamal. Caminata por el centro de la población, visita al templo en el que se venera al Señor de los Milagros; monumento a Bolívar; ascenso al cerro de las Tres Cruces, para luego bajar a orillas del Río Guáitara y visitar algunas hacien­das de origen colonial.

El almuerzo es en la playa, con un suculento sancocho de gallina criolla y un postre de dulce de calabaza con cuajada. En Puerres, antes de despedirse es bueno degustar un jugo de uvillas, bebida típica en la región.

Buen retorno, con gusto les estaremos esperando!