ITINERARIO SAPUYES

El Municipio de Sapuyes tiene unas características singulares que lo vuelven atractivo para recorrerlo y disfrutar de sus encantos y leyendas. Está ubica­do en inmediaciones de las Sabanas de Túquerres y Guachucal y determinado ambientalmente por ecosistemas de alto impacto con incidencia biótica y ecológica, como el Páramo del Azufral y el Páramo de Paja Blanca, que se encuentra en el nudo de los Pastos, y conforma una importante estrella fluvial.

La Población de Sapuyes está ubicada a 80 kilómetros al sur occidente de Pasto, en una altura de 2.900 metros sobre el nivel del mar. La mitolo­gía, legado ancestral de los pobladores de este territorio, los destaca sobre otros pueblos que también fabulan con mitos y leyendas. Relatos como el de "la pista de aterrizaje para las brujas", le pone gracejo y humor al principal tema de sus mitos: las brujas.

Itinerario sugerido para dos días y una noche:

Primer día: Después de llegar a la cabecera del municipio, se visita el templo barroco y el muro de Bolívar; pos­teriormente se hace un recorrido por "La campa-na" y se visita el lugar de "Los monos", zona arqueológica de importancia regional.

En Malaver se puede disfrutar del ambiente en un confortable balneario.

Ya pasado el medio día y con buen apetito, se disfruta de un tradicional plato en El Espino: la sopita de "harniada".

En la tarde es muy atractivo realizar actividades de pesca deportiva, en el sitio "Paraná!", que puede terminar con un característico refrigerio de agua de panela con queso y tortilla "de callana". Se visita, seguidamente el sitio de la Piedra del Lobo.

En El Espino se procede al alojamiento en una posada turística.

En la cena integrados alrededor de la "tulpa", degustando una fresca y deliciosa trucha, que es el plato típico, se conversa en grata tertulia sobre los mitos y narraciones de estampas fabulosas que aseguran que algunos parientes o vecinos, años atrás, presenciaron el vuelo y revuelo de brujas; hechos y fantasías que atraen e invitan a disfrutar de una grata y sencilla velada.

Segundo día: A hora muy temprana se sale para ascender al volcán Azufral y disfrutar en el recorrido del imponente y delirante paisaje que forman los Nevados del Cayambe, en el Ecuador; el Chiles, y el Cumbal; el volcán Galeras, el pico "dedo de Dios", el cerro Colimba; y los verdemares que, con pinceladas nubes, forman las sabanas de Túque-rres y Guachucal.

Llegando a la cima, a una altitud de más de 4.070 msnm. el color esmeralda de la Laguna cautiva a través de la mirada, los espíritus y el ánimo que embriaga de naturaleza. El silencio es el lenguaje de los dioses tutelares de estos parajes que parecen ajenos a nuestro mundo.

De regreso ya en El Espino, se degustará un almuerzo para recobrar la temperatura del cuerpo, porque el espíritu está en efluvios.

Antes de partir, se visitan las fábricas de quesos "queseras", que abundan en estos parajes. Recorri­do por los talleres artesanales de tejidos en lana; de sombreros y bolsos hechos en cabuya.

Buen regreso; cuenten lo nuestro para que vengan más turistas!